Niña, Mujer y Ciencia

En este momento estás viendo Niña, Mujer y Ciencia

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 11 de febrero Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia en reconocimiento al papel clave que desempeñan las mujeres en la comunidad científica y la tecnología. Esta resolución justificaba la proclamación de este Día Internacional y alababa las iniciativas llevadas a cabo para apoyar a las mujeres científicas y promover el acceso de las mujeres y las niñas a la educación, la capacitación y la investigación en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Las mujeres no gozan de las mismas oportunidades para acceder, desarrollar y progresar en profesiones científicas.

Hay demostrados estudios a este respecto que abarcan los complejos motivos de esta desigualdad y las razones subyacentes a este desequilibrio son múltiples.

Desde la representación estereotipada en los recursos didácticos de nuestras escuelas, basta abrir cualquier libro de texto y valorar la proporción invisibilizada e infrarrepresentada de mujeres en este caso científicas, pero este argumento se sostiene en cualquier disciplina, hasta la utilización del leguaje que se les transmite a las niñas y mujeres en el entorno informativo, social o cotidiano.

En las universidades hay una proporción mayoritaria de mujeres, en torno al 55%. Sin embargo y a pesar de que éstas obtienen mejores notas en grados y másteres, en las carreras denominadas STEM (Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) son minoría.

Las investigaciones sugieren que los estereotipos de género desde edades tempranas son los causantes de las decisiones de la mujeres para elegir este tipo de carreras. Ya desde pequeñas y a partir de los seis años se sienten menos inteligentes que los niños, lo que sin duda condicionará el resto de su camino vital.

Que esta desigualdad entre mujeres y hombres en el mundo de la ciencia y la tecnología y en los niveles más altos de carreras científicas, y ¿por qué no decirlo? en la mayoría de los ámbitos laborales hace como siempre, necesaria una revisión de nuestro sistema de valores socioeconómicos, culturales, educativos, informativos, de crianza y un largo etcétera que desde Artefem no nos cansaremos de reclamar.

 

Ada Fuentes.

Deja una respuesta